¿Cuánto tiempo necesitas en una bicicleta estática para adelgazar?

Comparte con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Lo primero que hemos de decirte es que no hay una única respuesta para esta pregunta. Ten en cuenta que no es lo mismo entrenar a velocidad constante que hacer cambios de intensidad. De esto te hablaremos más adelante. Igualmente, el tiempo necesario también varía dependiendo de tu estatura y tu peso.

Si hablamos en términos generales, con unos 45 minutos se pueden quemar aproximadamente 600 calorías. También has de saber que el cuerpo quema menos grasas durante los primeros 20 o 30 minutos de entrenamiento. Esto pasa porque durante ese tiempo va sirviéndose de glucosa. Por eso, incluso si tienes poco tiempo, siempre te recomendamos que emplees más de media hora.

Cambios de intensidad
Como te decíamos, el resultado no es el mismo si pedaleas a ritmo constante que si vas haciendo intervalos con diferente intensidad. De esta última manera, el ejercicio será más efectivo y quemarás más grasas.

Hay varias maneras de cambiar la intensidad en el entrenamiento. Por ejemplo, puedes intercalar 20 o 30 segundos de esfuerzo intenso con 40 o 60 segundos de pedaleo más suave. Si lo prefieres, cambia de intensidad solo durante una parte del entrenamiento y aumenta el tiempo que dedicas al ejercicio intenso en esta parte. Esto puede ser 60 segundos pedaleando con más esfuerzo y 30 segundos de pedaleo más relajado.

No hay una única manera de organizar el tiempo de entrenamiento. Por eso, te aconsejamos que lo hagas teniendo en cuenta tus condiciones y el tiempo disponible. Si vas cambiando de intensidad durante todo el tiempo en el que te ejercitas, tienes suficiente con 45 minutos o un poco menos. Si te ejercitas a ritmo constante durante un tiempo y solo aumentas el esfuerzo en una parte, es mejor que prolongues el entrenamiento a 60 minutos.

Como ves, no siempre se queman las mismas calorías durante el mismo tiempo. Por eso, en definitiva, has de considerar las características de tu entrenamiento.

Comparte con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *